A la una de la madrugada de este lunes, falleció en el hospital Cullen Ignacio Caraballo de 25 años. Una bala impactó en su cabeza cuando fue atacado en Aguado al 2800 (Bº Santa Rosa de Lima).

Actuaron en el suceso, los policías del tercio de guardia de la Subcomisaría 2°, los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) y los peritos de la Policía Científica. No hubo detenidos relacionados con el asesinato de Caraballo.

 Ayer, a las 23,30, los vecinos que viven en inmediaciones de calle Aguado al 2800 entre Hipólito Yrigoyen y Crespo en el barrio Santa Rosa de Lima, escucharon una seguidilla de disparos de arma de fuego, y luego gritos desgarradores provenientes de la calle. Cuando la gente del barrio salió para ver que estaba pasando descubrieron a un hombre tirado en la calle, inmóvil y con la cabeza completamente ensangrentada, y por eso denunciaron el suceso al 911 y exigieron la presencia policial.

Los primeros en arribar fueron los policías de la Subcomisaría 2° de barrio Santa Rosa de Lima, que socorrieron al herido y lo trasladaron hasta el hospital Cullen, adonde Ignacio Caraballo fue asistido en el shockroom para pacientes en estado crítico y los médicos de la Emergentología que lo revisaron fueron los que constataron que presentaba un impacto de bala en la cabeza. La víctima falleció a minutos después de la una de la madrugada.

No hubo detenidos por el crimen de Caraballo. Trabajaron en primera instancia los policías de la Subcomisaría 2°, y luego se hicieron cargo del caso, los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) y los agentes de la Policía Científica realizaron los peritajes criminalísticos de rigor, que además secuestraron un revólver calibre 38 con cinco cápsulas servidas y una intacta, y también fue incautada una motocicleta que quedó tirada en la escena del crimen.