La tendencia de las cifras de contagio y ocupación de camas críticas continúa siendo positiva y de a poco las autoridades flexibilizan algunos rubros. Este viernes se extendió el horario para locales gastronómicos y también la pesca deportiva. Ahora, el Gobierno provincial evalúa habilitar el turismo interno.

El secretario de Turismo, Alejandro Grandinetti dijo que se encuentran analizando las posibilidades de estimular el turismo regional, aunque evitándose el ingreso de personas de otras provincias.

Si bien el manejo de estas decisiones continúa siendo cauteloso, desde Casa Gris entienden que el avance en el plan de vacunación, junto a la disminución en los niveles de contagios, permitirían otorgar nuevas licencias.

“La provincia está en inmejorables condiciones para recuperarnos rápidamente. Necesitamos pasar estas semanas, lograr vacunar a más cantidad de gente y demorar el ingreso de la cepa Delta, pero, después, tenemos todas las condiciones para salir adelante. Si llegamos a vacunar a los mayores de 30 años para julio estaríamos en una inmunización de rebaño muy importante”, narró Grandinetti.

Asimismo, reconoció que nunca creyó que se llegaría a mediados de año “con este nivel de apertura, sobre todo por las bajas temperaturas que impone el invierno. Santa Fe no ha caído tanto económicamente, si bien, los que más han sufrido fueron los comercios en los grandes conglomerados, las industrias, el campo y otras áreas productivas muestran una amplia actividad”, aseguró el funcionario.