Crece la incertidumbre sobre el hecho policial que sorprendió a la sociedad este sábado por la tarde, donde la embajada argentina en Reino Unido recibió un mail por vía diplomática alertando sobre una persona que estaría transportando nitrato de amonio desde Paraguay con el fin de armar un explosivo y planear un posible atentado contra un objetivo de la “comunidad judía”.

Las autoridades policiales habían asegurado que se está recabando mayor información acerca del mensaje recibido por parte de la Cancillería con la colaboración de Interpol.

Así mismo, habían adelantado que el titular del usuario de dicho correo sería Hassan Zein Aldeen, y persona principal a investigarse en el marco de esta causa.

Según el reporte de investigación de Interpol, se trataría efectivamente de una persona que habría intentado ingresar a la Argentina en varias oportunidades. De acuerdo a lo que consignado, el correo que recibió fue del usuario “AlicAbadi (alic.abadi.37)”, que decía “Hassan zeinaldeenmoving nitro amonio from encarnación to posadas”, y “bigbombswillgo off in argentina targetingthejewishcommunity”.

Sobre la hipótesis de la persona “Hassan Zein Aldeen”, se han encontrado diferentes cuentas de Facebook pertenecientes a homónimos, siendo imposible realizar una individualización certera.

Sin embargo, en la base de datos de la Dirección Nacional de Migraciones (DNM), se encontró una persona de origen libanés de nombre Hassan Zeineddine, con fecha de nacimiento del 10 de junio de 1983 y con identificación paraguaya, cuyo CI es 6.290.052 Esta persona física, intentó ingresar al país por el paso Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz, desde la ciudad de Encarnación, Paraguay, en cuatro oportunidades.

Los intentos de ingreso corresponderían a los años 2010, 2013, 2016 y 2017. Por su parte, el ministerio de Seguridad informó que dispuso una serie de medidas preventivas y de investigación con el objetivo de que las cuatro Fuerzas Policiales y de Seguridad Federales a su cargo (PFA, PNA, GNA y PSA) extremen los controles necesarios atento al potencial intento de ingreso de la persona en cuestión.

La hipótesis de Interpol y de las distintas áreas de investigación es que la persona existe y que coincide con la recepción del mail a la embajada, donde hablaba de un nuevo ingreso para planificar un atentado.

DEJA UNA RESPUESTA