A consecuencia de la pandemia, se multiplican las ventas de bidets en EEUU

Los norteamericanos empiezan a ver al bidet como un nuevo método de higiene y por ello sus ventas estallaron.

Si bien culturalmente los estadounidenses no acostumbran a usarlos ni tenerlos, la pandemia mundial de coronavirus hizo que muchos norteamericanos empiecen  a ver al bidet como un nuevo método de higiene y es por ello que las ventas de este artefacto sanitario se dispararon, según informaron los medios locales.

El bidét, no es popular entre los estadounidenses en comparación con su amplia presencia en las casas argentinas. Sin embargo, los representantes de la compañía Tushy dijeron que sus ventas se multiplicaron en los últimos días, incrementándose hasta “más de 10 veces” en comparación con antes de que “se extendieran los rumores sobre la escasez del papel higiénico”.

La misma tendencia fue registrada por productores de bidéts portátiles como Brondell, que cuenta sobre un aumento de la demanda de un 300 %, o Sonny, una compañía que todavía está en proceso de preproducción de los dispositivos y, sin embargo, ya observa un gran crecimiento en el número de encargos.

Los fabricantes insisten en que el bidé representa un modo de higiene más ecológico que beneficia a la conservación de los bosques y ven en su creciente demanda “una señal positiva y alentadora de un nuevo cambio cultural en el baño que solo fue acelerado por el desarrollo de la pandemia del covid-19”.


DEJA UNA RESPUESTA