Leonel Chiarella, intendente de Venado Tuerto.

El intendente de Venado Tuerto, Leonel Chiarella, reelecto con el 83% de los votos en la ciudad, cuestionó la política del gobierno de Omar Perotti para combatir el narcotráfico y sostuvo que actualmente “el 80% de los delitos en Santa Fe se organizan desde la cárcel”.

Chiarella, de 34 años, aseguró que la victoria de Juntos por el Cambio en Santa Fe fue “un castigo a (Omar) Perotti y también un reconocimiento a Maximiliano Pullaro por lo que se había hecho” en materia de seguridad cuando fue ministro del área del socialista Miguel Lisfchitz.

El mandatario comunal, de origen radical y cercano a Pullaro, se impuso en las elecciones locales con el porcentaje más alto de toda la provincia, luego de denunciar en varias oportunidades amenazas de bandas narco.

“En 2015, cuando era concejal, hice la primera denuncia con nombre y apellido de quién vende o distribuye drogas y eso genera molestias o incomodidades en las bandas y después vienen las amenazas”, aseguró el jefe comunal, que detalló que los mensajes intimidantes fueron a través de “Whatsapp o con un ofrecimiento de 100 mil pesos” para balearle la casa, además del envío de “dos balas a la Municipalidad” con su nombre.

Algunas de las amenazas hechas por teléfono fueron identificadas y se descubrió que “un líder narco preso en Marcos Paz le había pagado 20 mil pesos a un pibe” para mandar el mensaje.

En Venado Tuerto hay situaciones de venta y consumo de drogas, pero no a los niveles de Rosario: “Tuvimos ocho balaceras y las ocho están resueltas”, explicó.

“En Rosario el estado desapareció, se retiró del territorio, y en el tema de las cárceles se eliminaron los pabellones especiales para narcos. Lo primero que hicieron (Omar) Perotti y (Marcelo) Sain fue desmantelar ese pabellón y lo que pasó fue que tomaron el control de la cárcel. Ahora el 80 por ciento de los delitos se organizan desde la cárcel”, cuestionó Chiarella en declaraciones a NA.

El intendente de Venado Tuerto consideró que esa decisión del gobierno peronista tiene que ver con “una cuestión ideológica del derecho de los delincuentes, que hasta quieren poner fibra óptica en las cárceles”.

“Es una bajada ideológica del kirchnerismo”, indicó Chiarella, pero afirmó que con la llegada de Pullaro a la Gobernación podrían volver los “pabellones de alto perfil”.

Luego de que se resolviera la elección en la provincia, el intendente de Venado Tuerto señaló que ahora “el desafío de Juntos por el Cambio es consolidar los votos nacionales de las PASO para Patricia Bullrich y recuperar los que se fueron a (Javier) Milei”.

Tanto en Venado Tuerto como en la provincia de Santa Fe, se impuso el líder de La Libertad Avanza (LLA).

“Nosotros vamos a trabajar para que Patricia gane la elección en Venado Tuerto y en la provincia”, enfatizó Chiarella.

Al ser consultado sobre a quién votaría en caso de enfrentar un balotaje entre Milei y el candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, el intendente se diferenció de Pullaro -que se inclinó por el libertario- y expresó: “No voto a ninguno. En el balotaje va a estar Patricia”.