Gabigol, la estrella de Flamengo y verdugo de River en la Libertadores de 2019, fue suspendido por dos años por tentativa de fraude en un control antidoping. El delantero deberá comenzar a cumplir la pena a partid de abril de 2024.

La Fiscalía de la Justicia Deportiva de Brasil había denunciado al delantero Gabriel Barbosa ‘Gabigol’ por entorpecer un control antidopaje el pasado 8 de abril en el centro de entrenamiento del Flamengo, según confirmaron a EFE fuentes del club este viernes.

En una nota oficial, Flamengo informó de que, “tan pronto sea notificado” de la denuncia, “actuará en la defensa” de su futbolista, que también militó en el Benfica y el Inter de Milán.

La querella informó que ‘Gabigol’ no respetó los protocolos para la realización del test e incluso faltó el respeto a los agentes encargados de recoger ese día las muestras de los jugadores del conjunto de Río de Janeiro.

Según el portal ‘Ge’, el internacional brasileño no quiso someterse al examen antes del entrenamiento, como establece la normativa, se fue a almorzar y solo después aceptó hacerse el análisis de orina, que además entregó de forma irregular.

‘Gabigol’ ha vivido un año difícil. Bajó su rendimiento durante la campaña, perdió la condición de intocable de la que gozó los últimos años y fue objeto de críticas por parte de la hinchada rojinegra.

El episodio ocurrió un día antes del partido de vuelta de la final del Campeonato Carioca de 2023, que ganó el Fluminense por 4-1 ante su máximo rival, en el arranque de la temporada que acaba de finalizar.

La prensa brasileña especulaba con que el delantero podría cambiar de aires y recalar en las filas del Corinthians, otro de los grandes clubes del país y que este año sufrió para mantenerse en primera división.

Sin embargo, el tribunal encargado de juzgarlo aceptó los cargos y Gabigol fue condenado por violar el Código Brasileño Antidopaje por “fraude o tentativa de fraude de cualquier parte del proceso de control”.