En Argentina existe una revolución total del fútbol con el surgimiento de nuevas estrellas. Sin embargo, ninguna de ellas llega al nivel de Facundo Farías, al que el Atlético de Madrid lo ha metido como posibilidad de fichaje este mismo verano. El jugador de Colón tiene solo 18 años y durante la temporada ha podido demostrar sus cualidades exorbitantes al máximo de los niveles.

De hecho, que su talento sea tan prominente ha llevado a otros clubes a estar pendientes, como es el caso del Flamengo de Brasil. Tema que no pone en peligro las posibilidades para los del Cholo que tienen basta experiencia en este tipo de acciones. Ya lo hicieron en su día con Sergio Agüero y posteriormente con Ángel Correa acarreando éxito rotundo.

Por fortuna para las arcas colchoneras este es un jugador talentoso que no reviste enormes inversiones en su caso. Según se ha podido saber, Colón solo ha estipulado un margen de base en el orden de los 10 millones de dólares, lo que significa que el que los ponga sobre la mesa es finalmente el que se lo lleve. La directiva considera oportuno y se prepara la oferta este mismo verano.

Su posición es de mediapunta o enganche que juega suelto por detrás de los delanteros. Tiene capacidad infinita de filtrar pelotas al espacio. Se combina muy bien con la gente que tiene a su alrededor, tiene una enorme pegada y suma a eso gol. Por característica individual tiene demasiado potencial y ya en selecciones nacionales le están echando el ojo.

Al tema Farías habría que sumarle el alcanzado con Marcos Paulo. El brasileño de 19 años que abandona Fluminense para ponerse a órdenes de Diego Simeone. Este delantero picante y habilidoso llega luego de haberse decidido por el club de la capital aún teniendo ofertas del Inter de Milán y el Parma en Italia.

Su contrato se extenderá hasta el año 2026, y se suma a esa nueva legión de puntas que quiere luchar por un puesto en el equipo. Esto viene impulsado por el hecho que decreta la no ejecución de compra por el pase de Moussa Dembélé por 33 millones de euros, y al regreso de Ivan Saponjic y Borja Garcés. De a poco se va construyendo la nueva identidad colchonera, con un ataque rejuvenecido y lleno de talento.

DEJA UNA RESPUESTA