Se conocieron detalles del femicidio de Ana María Alurralde

El imputado continuará en prisión. Los primeros informes fueron suficientes para que el juez lo mantuviera detenido. Encontraron en el cuerpo rastros de algún tipo de ácido.

Esta mañana se llevó a cabo una audiencia donde de dictó la prisión preventiva al hombre de 66 años acusado del homicidio de Ana María Alurralde, hermana del Juez Federal Aldo Alurralde.

Se trata de quien fue su pareja durante más de 20 años y con quien vivía en un barrio del norte de la ciudad de Santa Fe.

Según explicó a la prensa la fiscal Ana Laura Gioria, el juez dictó la prisión preventiva teniendo en cuenta las evidencias presentadas hasta el momento.

Si bien aún faltan algunos exámenes y análisis, los adelantos y el informe inicial de la autopsia son suficientes para solicitar y aprobar la prisión preventiva de Santiago Daniel Fernández de 66 años.

Con respecto a los detalles del crimen, la fiscal sostuvo que “la causa más probable es traumatismo en el cráneo producto de dos golpes en distintas partes de la cabeza”.

Por otro lado, “está siendo objeto de análisis la presencia de ácido muriático. La parte superior de la víctima presentaba un deterioro compatible con alguna sustancia de este estilo”.

En cuanto a la vinculación del crimen con una historia de violencia doméstica, la fiscal explicó que según allegados a la víctima, existía una “situación de sometimiento de la victima respecto de su pareja” ya que este le “indicaba donde ir, controlaba su teléfono, las llamadas tenía que escucharlas en alta voz; había dejado de realizar sus actividades deportivas y recreativas para no generar problemas”.

La fiscal Gioria también fue consultada por la denuncia realizada en el año 1988 a raíz de la desaparición de quien era –en aquel momento– la pareja del imputado. “Si se llegara a brindar algún dato que permita tener precisiones acerca del lugar en el que está el cuerpo de esa mujer –si es que está fallecida–, se podrá investigar al respecto”, precisó. “No obstante –concluyó Gioria–, desde el punto de vista procesal, habrá que analizar el tiempo que transcurrió por una cuestión de prescripción”.