Un perro que había dado positivo por coronavirus en la localidad de Hong Kong murió este martes, tras atravesar su segundo día después de haber salido de cuarentena.

La causante de la muerte de la mascota de 17 no se pudo determinar con exactitud, puesto que el dueño, quien recientemente se recuperó de una infección por coronavirus, no quiso realizar una autopsia.

El caso había suscitado gran atención entre los amantes de los animales, preocupados de que sus mascotas pudieran ser vulnerables a la enfermedad o convertirse en posibles propagadores.

Más de 7.800 personas en todo el mundo han muerto a causa del virus. La Organización Mundial de Salud Animal ha advertido que no hay pruebas de que las mascotas transmitan el virus a humanos: “Sin embargo, debido a que los animales y las personas a veces pueden compartir enfermedades… todavía se recomienda a las personas enfermas con Covid-19 que limiten el contacto con animales de compañía y otros animales hasta que se conozca más información sobre el virus”.

Fuente: Perfil