Si bien el equipo sabalero no encuentra el funcionamiento que el entrenador quiere, esta vez Adrián Marini está dispuesto a modificar la táctica que utilizó desde que asumió como director técnico del primer equipo. Así la idea es aplicar una línea de 5 defensores con los dos laterales que llenen de centros y desbordes el área rival. Para esto, la primer opción es aguardar la recuperación de Andrew Teuten (quién viene sufriendo molestias en su entrepiernas y llegaría en condiciones al próximo lunes) para que juegue por el sector izquierdo de la defensa. En caso de no poder contar con el jugador, Juan Sánchez Miño correrá con chances de cumplir ese trabajo.

El resto de los nombres de la defensa son inciertos, pero se especula que Paolo Goltz vuelva a jugar como líbero, tal cual lo hiciera muy bien con Eduardo Domínguez, y Gian Nardelli ocuparía el sector izquierdo de esa línea defensiva.

Por su parte, del medio para arriba estaría conformado por tres volantes (Picco – Perlaza – Bernardi/Pierotti/Alvarez) y los dos de arriba serían Rodríguez y Sandoval (cabe recordar que Ábila y Delgado llegaron a la quinta amarilla por lo que no podrán estar presentes en el partido frente a Argentinos).

Con esto, el entrenador rojinegro buscará ser más solido en la línea defensiva y así comenzar a atacar y lograr tener más profundidad por la zona de laterales. Sin dudas que – a priori – es una buena idea de parte del técnico ya que el equipo no rinde como debe con el famoso 4-4-2 y con esto puede ser un nuevo punto de partida.

Por su parte, el plantel entrena por primera vez esta tarde en el predio 4 de junio y así dará comienzo a una semana importante de cara a levantar el nivel y comenzar a sumar puntos para engrosar su promedio si es que no quiere sufrir los años venideros.

DEJA UNA RESPUESTA