El entrenador tatengue dialogó con la prensa luego del empate en La Fortaleza y se mostró muy enojado con el resultado final, expresando que se le escaparon 4 puntos sobre el final de los juegos que le hubieran permitido estar un poco mas arriba en la tabla de posiciones, pensando en la clasificación a la siguiente etapa.

“Que te empaten el partido sobre la hora duele, ya nos venía de pasar lo mismo. Hay que seguir, no queda otra, tenemos seis puntos por delante todavía y tenemos fe de que podemos entrar entre los cuatro”.

“Creo que el gol de ellos, el primero, los empujó, es normal en el fútbol. En el segundo fue más empuje pero no fue el tema que nos hayan superado. Pero son errores que tenemos que aprender, no podemos regalar cuatro puntos así en dos partidos, donde teníamos la ventaja, tenemos que ser inteligentes y manejar los partidos, lamentablemente no lo pudimos hacer”.

“Lo de la expulsión de mi cuerpo técnico jode, pero sabemos como son las cosas, y no voy a entrar en esos detalles”. Sobre el arquero Cardozo, explicó: “Bien, dio mucha seguridad, más allá de los dos goles. Cuando tuvo que responder lo hizo muy bien, estoy contento por la actuación que tuvo”.

Sobre cómo encontró a los jugadores de Unión en el vestuario, Cristian González tiró: “Estamos golpeados, era un partido que teníamos casi definido. Lanús no nos generó tanto, estaría preocupado si nos generaban muchas situaciones, no tengo nada para reprocharle a los jugadores. Hay cosas para aprender, hay que saber manejar los partidos y cerrarlos. Estamos más vivos que nunca, quedan seis puntos, el fútbol argentino es muy parejo. Obvio que tenemos que ganar los seis puntos, a mis jugadores se le pueden reclamar muchas cosas, menos entrega y actitud. Daremos pelea hasta el final, sabiendo que a veces somos superiores al rival y a veces nos superan. Ojalá tengamos la cuota de suerte para estar entre los cuatro”.

“Son cosas para aprender, obvio que en otro tono. Falta un minuto y hay que cerrarlo, no tuvimos la capacidad de hacerlo y pagamos. Nos apresuramos, o quedamos demasiado largo. Pero hay que aprender, tenemos gente muy joven, perdimos cuatro puntos que nos dejaría en la zona donde quisiéramos estar”.

“Es fútbol, los jugadores no son robots. Son situaciones que hay que saber manejarlas, sobre los errores nos está costando perder puntos, hay que seguir mejorando. Uno puede dar muchas herramientas pero después es fútbol. Hay que seguir. Ahora estamos confundidos, Unión tiene muchos jugadores que se entregan, la gente no les puede decir nada. Nosotros estamos con ellos y hacemos un esfuerzo terrible para sobrellevar situaciones que joden. Esto es para valientes y para gente que no se entrega, hay que estar más fuertes que nunca, por más que duela. Tenemos que masticar bronca, y empezar a pensar en Belgrano” cerró.