Ford, General Motors y Tesla fabricarán respiradores artificiales

Los gigantes americanos ofrecieron su colaboración ante la pandemia que tiene al mundo de rodillas. Además, prestigiosas marcas francesas harán alcohol en gel.

La industria del automotor es sin duda uno de los rubros más productivos a nivel mundial. En las grandes crisis históricas globales, se ha posicionado siempre como un gran soporte de la economía y a jugado papeles claves para su regularización. En medio de la pandemia mundial por el coronavirus, su reinvención ayudará con la causa.

Ocurre que General Motors, Ford y Tesla, ofrecieron su colaboración en la guerra contra el virus COVID-19. Los gigantes pusieron en marcha su capacidad productiva para fabricar equipamiento médico para los hospitales, en especial respiradores artificiales, instrumentos insuficientes para la demanda de internaciones.

  • General Motors: propuso “una movilización parecida a la de la Segunda Guerra Mundial” y ofreció que la marca fabrique respiradores artificiales.
  • El hábil Elon Musk no tardó en exponer también a la tecnológica Tesla como colaboradora en la crisis sanitaria. “Tesla fabrica coches con sistemas de ventilación complejos y SpaceX cuenta con sistemas vitales para el espacio. No es difícil fabricar un respirador artificial, aunque no es un proceso inmediato. ¿En qué hospitales hay escasez ahora mismo?”.
  • A ellos se unió Ford: “Como el mayor fabricante americano de coches y la empresa que emplea a más trabajadores, Ford está preparada para apoyar en aquello que pueda ser útil, incluyendo la posibilidad de fabricar respiradores artificiales y otro equipamiento”, anunció la compañía.

Si bien el presidente Donald Trump aún no intervino directamente en la industria automotriz las tres marcas coincidieron con su iniciativa horas después de que el gobierno británico les pidiera a compañías automotrices del Reino Unido una rápida colaboración para que en sus plantas se puedan fabricar elementos necesarios ante la contingencia sanitaria, sobre todo respiradores artificiales.

Por otro lado, prestigiosas marcas francesas también se solidarizaron con el momento y propusieron fabricar alcohol en gel en grandes cantidades.

En Francia, donde hay cuarentena obligatoria para todo el país, el grupo de lujo francés LVMH, que está integrado por varias marcas como Louis Vuitton, Dior, Givenchy y Guerlain, comunicaron que comenzaron a producir alcohol en gel para manos en tres de sus sitios de perfumes y cosméticos para su distribución a los hospitales franceses que luchan contra el brote de coronavirus del país.

Dijeron que dejarían de lado de producir los perfumes y maquillajes habituales de las marcas que se fabrican en sus marcas para poder realizar doce toneladas de gel desinfectante para poder combatir al COVID-19.

Una vez fabricados, serán entregados sin cargo a las autoridades sanitarias francesas, en particular a los 39 hospitales públicos de París, dijeron desde el grupo.