Esta tarde Colón volverá al trabajo desde las 17:30. Tras una derrota muy difícil de digerir, Diego Osella debe cambiarle el chip al equipo para que comience a mejorar su rendimiento y a sumar puntos.

En la práctica de hoy tanto Aliendro como Esparza podrán entrenar con normalidad tras recuperarse de sus respectivas lesiones. El santafesino tuvo un inconveniente familiar con su padre, lo que lo obligaron a cambiar su número de teléfono. Sin embargo, aseguró que en el entrenamiento de este lunes volverá a estar junto al plantel.

En la semana se esperará el TMS que deberá mandar la Major League Soccer para que Fernández pueda ser considerado por Osella, pero como perdió una semana de entrenamientos habrá que ver cuál es su estado físico en caso de que esté autorizado para jugar.