Curiosidades de “Mariápolis”, una ciudadela Argentina poco conocida

Situada junto a la localidad de O’Higgins, en la provincia de Buenos Aires, la comunidad espiritual del movimiento de los focolares cuenta con una población estable de 220 habitantes; hombres y mujeres de edades, orígenes y culturas distintas que conviven y hacen "economía de comunión".

“Mariápolis Lía” es una cudadela del Movimiento de los Focolares, ubicada en el partido de Junín, cerca de la localidad de O’Higgins, en el norte de la provincia de Buenos Aires. Poco conocida, la pequeña comunidad cuenta con unos 220 habitantes de distintas partes del mundo, que conviven poniendo el foco en la espiritualidad, trabajan en comunidad y se autoabastecen.

La ciudadela Mariápolis Lía, fundada en 1968 a partir de la donación de 50 ha por parte de los Padres Capuchinos, surge como una de las expresiones más acabadas de la espiritualidad y cultura de la unidad promovida por el Movimiento de los Focolares, parte de la Iglesia Católica que fue iniciado el 7 de diciembre de 1943, en Trento, Italia, por Chiara Lubich. Hoy está presente en más de 180 países, en algunos de ellos a través de ciudadelas llamadas “Mariápolis” (ciudad de María). Posee más de 10.000 miembros y más de 2 millones de adherentes en todo el mundo.

Cuenta hoy con 220 habitantes estables, distribuidos en tres barrios, con sus casas, industrias e infraestructura para actividades sociales y culturales. Hay profesionales, obreros, jóvenes, adultos, familias, consagrados, “aunados por el mismo propósito de constituir un boceto de sociedad renovada por el mandamiento del amor recíproco” según expresan.

La ciudadela se sostiene con el trabajo de sus habitantes, en la denominada “economía de comunión“, donde cada uno pone su profesionalidad y capacidad personal a disposición de la comunidad. Se producen muebles artesanales, pret a porter, artesanías en tela y madera, gráfica, íconos y mermeladas, almíbares, helados y bombones artesanales.