El fútbol argentino va camino, mal que nos pese a muchos, a convertirse en una liga cada vez más despareja y en el que eso de que “cualquiera le puede ganar a cualquiera” se escuchará cada vez menos. En los últimos años la diferencia entre River y Boca, los dos gigantes, y el resto de los grandes, San LorenzoIndependiente y Racing, es cada vez más marcada, más allá del título logrado por la Academia el año pasado, que sacó mucha luz mientras los más poderosos metían casi todas sus fuerzas en la Libertadores que terminaron definiendo en Madrid.

Según la página especializada en fichajes transfermarkt River tiene el plantel más caro de la Superliga y con bastante luz sobre Boca. Aclaraciones importantes: se toma en cuenta a los jugadores que sumaron minutos en la presente temporada, por eso hay algunos pibes de muy buena proyección que no entran en el conteo, y es el valor estimado de mercado, no sus cláusulas de salida. Y además desde el brote de coronavirus todos bajaron su valor entre una 10 y 20 por ciento, una tendencia que se repite en todo el mundo.

El Millonario está valuado en 125 millones de dólares y le saca una buena ventaja al Xeneize, que marcha segundo con 102. En el equipo dirigido por Marcelo Gallardo los tres más valiosos son: Nicolás De la Cruz (13), Rafael Santos Borre (11) y Lucas Martínez Quarta (11).

En Boca, en tanto, el más cotizado para la página alemana es el pibe Agustín Almendra, a quien valúan en 12 millones dólares, aunque el Xeneize le puso una cláusula astronómica de 30 millones limpios. A él le siguen Esteban Andrada (9) y el Toto Eduardo Salvio (7). Bien atrás aparece Carlos Tevez, emblema y figura en el tramo final del último campeonato, quien, a los 36 años y ya sin poder de reventa, está valuado en poco más de un millón.

Tercero aparece Vélez, que tras el muy buen ciclo de Gabriel Heinze volvió a resurgir y pasó de pelear el descenso a jugar otra vez copas internacionales. El Fortín, siempre fuerte en su cantera, tiene un plantel de 72 millones de dólares. Gran parte de eso se lo debe a su joyita, Thiago Almada. El pibe de 18 años es el jugador más valorado del fútbol nacional: 20 millones de dólares.

Racing, que también viene atravesando años dulces, figura en el cuarto puesto con 62 millones. Pero ya muy lejos de River, que duplica su valor. En la Academia los de mayor proyección son Matías Zaracho (17) y el paraguayo Matías Rojas (6).

Por su parte, San Lorenzo cierra los cinco primeros, bien pegado a la Academia, pero con una salvedad, no se cuenta a Matías Palacios, quien no jugó en el año, pero le sumaría 11 millones. El Ciclón cotiza 55 millones y el que encabeza la nómina es, como no podía ser de otra manera, el juvenil goleador Adolfo Gaich (13). Bastante más atrás viene Nicolás Fernández (5), quien se recupera de una rotura de ligamentos. ¿Los Romero? Ángel (3.5) y Óscar (3).

El quinto grande que queda, Independiente, aparece en el sexto lugar, con 49 millones de dólares, y tiene como mejores valores a Fabricio Bustos (5.5), el resistido Cecilio Domínguez (4.5) y Domingo Blanco (4.5). No muy lejos, a un millón de distancia, figura Talleres de Córdoba, con varios chicos prometedores como Nahuel Bustos (7) y Facundo Medina (5).

En dicho estudio realizado por el periodista Pablo Lafourcade para TyC Sports, Colón se ubica en el puesto 10, con una cotización de su plantel de 31.580.000 de euros, en tanto que Unión está en el lugar 20, con un plantel que tiene una valuación de 12.350.000 euros.