Varios santafesinos denunciaron este martes una extraña coloración en las aguas de la zona del Puerto de Santa Fe. A partir de ello, las autoridades del ente administrador ordenaron un estudio y relevamiento sobre el Dique 2.

En tanto, Aguas Santafesinas se encargó de llevar tranquilidad a la sociedad adelantando que el extraño pigmento provenía de los desagües pluviales, fuera de su área de intervención. Por lo que este fenómeno no afecta el servicio de agua potable.

Desde la administración del Puerto aseguraron que se están realizando averiguaciones e informarán “a la brevedad” las novedades. Asimismo, se comunicaron con el Ministerio de Ambiente, dependencia provincial que tomará muestras para conocer la aparición de los afluentes.

Mientras algunos vecinos denunciaron un olor nauseabundo en la zona, otros aseguraron que el extraño color se debería a desperdicios arrojados por una industria avícola.