La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), dependiente del Ministerio de Seguridad, realizó este fin de semana operativos de control de alcoholemia en rutas del territorio santafesino. Durante los mismos, se efectuaron un total 670 test de alcoholemia, encontrándose 20 conductores con niveles por encima de lo establecido por ley.

Los procedimientos, en lo cuales se labraron un total de 145 actas por diversas infracciones, estuvieron a cargo de la Policía de Seguridad Vial (PSV) y de agentes de la APSV acompañados por personal de la Agencia Nacional de Seguridad Vial y de inspectores de tránsito locales.

Se encontraron valores de alta concentración de alcohol en sangre: 1,18; 1,19 y 1,29 g/l, siendo el máximo permitido por ley 0,5 g/l.

A su vez, se registró un valor de 0,9 g/l en dos conductores profesionales, cuando en este caso, el valor debe ser cero.

Estos operativos se realizan en forma sistemática durante los fines de semana, con el objetivo de prevenir una de las conductas más peligrosas y de mayor índice de probabilidad de provocar un siniestro vial, como lo es el consumo de alcohol en conductores.