Un futbolista se hizo sacerdote y asumió un voto de pobreza

Fue jugador del Manchester United. Pasó de ganar US$ 700 mil dólares al año y salir con modelos a estudiar filosofía y dedicar su vida a Dios.

Cuando los futbolistas se retiran, eligen distintas profesiones e, inclusive, hacen realidad cuentas pendientes de su vida postergadas por el deporte. Es el caso de Philip Mulryne, de 39 años, ex futbolista del Manchester United, del Norwich City y de la selección nacional de Irlanda del Norte.

Tras retirarse, en el 2008, su vida dio un giro completo: empezó su formación para convertirse en sacerdote de la iglesia Católica en el seminario diocesano Saint Malachy en Belfast.

Para ello estudió filosofía en la universidad de Queens, teología en la universidad Gregoriana, y en 2012 se unió a la orden de predicadores, conocida también como orden dominicana.

El año pasado, al hacerse diácono -el paso previo a ordenarse como sacerdote- se declaró en banca rota para asumir así su voto de pobreza. El hombre, que había ganado US$ 700 mil dólares al año y salía con modelos, dejó todo eso para dedicarse a Dios.

Este fin de semana, según publicó la BBC, el arzobispo de Dublin Joseph Augustine Di Noia lideró la ceremonia que lo convirtió en sacerdote católico.

Mulryne nació en Belfast y fue descubierto por el Manchester United a sus 14 años cuando jugaba en el equipo de fútbol de su parroquia, el St Oliver Plunkett. En el Manchester llegó a compartir equipo con David Beckam y Ryan Giggs, entre otros.