El tiroteo en la Iglesia de Texas dejó 26 muertos

El atacante, que murió, fue identificado como Devin Patrick Kelley, un ex militar de 26 años dado de baja de la Fuerza Aérea. Las víctimas tienen edades que van desde los cinco a los 72 años.

Nuevamente un tiroteo se abrió lugar este domingo en Estados Unidos. Devin Patrick Kelley, de 26 años, abrió fuego este domingo en una iglesia de Texas matando a 26 personas que asistían a un servicio religioso, en uno de los peores tiroteos de la historia reciente del país.

Esta masacre ocurre a solo cinco semanas de la registrada en Las Vegas, el tiroteo más mortífero perpetrado en este país con un saldo de 58 muertos, que había relanzado una vez más el debate sobre la reglamentación de las armas de fuego.

Este domingo alrededor de las 11 hs, un “joven hombre blanco de una veintena de años”, “vestido totalmente de negro”, armado con un fusil de asalto y usando un chaleco antibalas, abrió fuego en la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Springs, un poblado rural de Texas, dijo Freeman Martin, un responsable de las fuerzas del orden en Texas.

Luego continuó con su masacre en el interior de la iglesia, en pleno servicio religioso, antes de ser atacado por un habitante que le quitó su fusil.

El tirador logró huir pero fue encontrado muerto dentro de su vehículo poco después, sin que se sepa si se suicidó o si alguien disparó contra él.

DEJA UNA RESPUESTA