Se emborrachó y despertó con un horrible tatuaje en su cara

Esto podría ser una escena de la película ¿Qué pasó ayer? Un hombre despertó después de una noche de fiesta y al mirarse al espejo se llevó una gran sorpresa.

Esta debe ser una de las peores consecuencia de una borrachera. Este hombre se fue de fiesta y al despertar se encontró con un horrendo tatuaje en su cara.

Un hombre proveniente de Swansea, al sur de Gales, no podía creer lo que veía ante sus ojos cuando fue al baño temprano por la mañana tras haber salido de fiesta con sus amigos la noche anterior, y notar unos anteojos dibujados en su rostro al mirarse en el espejo.

Después de levarse con jabón durante bastante tiempo y ver que no pasaba nada, el sujeto, que no quiso revelar su identidad, se dio cuenta que se trataba de un tatuaje permanente, que incluso incluía la palabra “Rayban”.

“Cuando mi familia me vio por primera vez fui objeto de muchas miradas, pero después me acostumbré al tatuaje y decidí no deshacerme de él”, agregó.

De todas maneras, más adelante, en otra noche de salida con sus amigos fue blanco de burlas por la gente de bar y comenzó a entender que tenía que borrar el tatuaje de una vez por todas.

“Al día siguiente pensé en mi familia y lo avergonzados que debían estar cuando salía con ellos a la calle, entonces decidí que lo tenía que sacar”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA