“Popeye”: El fisicoculturista criticado por inyectarse aceite

A pesar de mostrar con orgullo su cuerpo en las redes sociales, la vida de Kirill Tereshin corre riesgo por las consecuencias que acarrea el consumo de synthol.

El joven fisicoculturista de 21 años, Kirill Tereshin, es una celebridad en Instagram en donde posee más de 29 mil seguidores, dentro de los que una gran mayoría lo critica por sus prácticas, poco deportivas, para ganar masa muscular.

El oriundo de Pyatigorsk, en Rusia, lleva casi un mes publicando fotos de sus bíceps y tríceps, los cuales aumentan día a día, producto del consumo de Synthol inyectable, un aceite que sobrevuela en el ambiente del culturismo.

A post shared by k1rya26rus (@s_1_a_c_k_3_r) on

“Para alcanzar un gran tamaño, necesitas inyectarte litros en los brazos”, reconoció al portal británico “The Sun” el joven de 21 años, quien presume de una circunferencia que alcanza los 60 centímetros.

По НТВ каналу в 13:20 по мск смотрите меня в эфире.

A post shared by k1rya26rus (@s_1_a_c_k_3_r) on

“Cuando lo estaba haciendo, tuve una fiebre, cerca de 40 grados, estaba tirado en la cama, sintiendo que me moría, pero entonces todo mejoró”, explicó Tereshin, acerca de lo que ocurría cada vez que se inyectaba el líquido en sus brazos. Una sustancia fácil de encontrar y que no es ilegal, ya que puede comprarse de muchas formas.

 

A post shared by k1rya26rus (@s_1_a_c_k_3_r) on

DEJA UNA RESPUESTA