En el PJ crece el miedo a que De Vido hable desde Marcos Paz

El temor llega hasta el entorno de Cristina Kirchner: creen que no guardará los secretos. Intendentes y gobernadores ya se pusieron en contacto con su esposa.

Julio De Vido encontró una manera de estar presente, aún mientras está detenido en Marcos Paz. Nunca fue un hombre de alto perfil, pero entendió que, para no ser un perejil de la causa kirchnerista, tendrá que infundir miedo entre los suyos. Y lo está logrando.

A través de las numerosas cartas que manda a través de su esposa, Alessandra “Laly” Minnicelli, preocupa a intendentes, gobernadores y hasta al círculo íntimo de la ex presidenta. En cualquier momento, saben, De Vido podría hablar.

Por eso, muchos ya se comunicaron con Minnicelli para ofrecer ayuda y asegurar inmunidad ante un posible estallido de furia del ex ministro de Planificación K.

Según Perfil, durante la gestión de Néstor Kirchner, los intendentes negociaban las obras con el propio ex presidente. Fue en 2009 cuando los jefes comunales del conurbano bonaerense recibieron montos millonarios para sus distritos. En aquel entonces, Kirchner anotaba en un cuaderno cada una de las demandas que los intendentes llevaban a la Quinta de Olivos. En esas reuniones participaban algunas veces De Vido y el entonces secretario de Obras Públicas, José López. Era un año electoral y Kirchner estaba obsesionado con ganar la batalla en la provincia de Buenos Aires. Por eso, días antes de sus visitas distritales cerraba con los intendentes cifras que iban desde 100 hasta 600 millones de pesos por localidad.

A pesar de que esos números ya fueron revisados por tribunales de cuenta, los mandatarios locales temen quedar enredados en algún escándalo de corrupción. En nombre del Partido Justicialista bonaerense, tres intendentes se comunicaron con Minnicelli, que ayer lanzó una advertencia: “Julio tiene mucho para contar”.

En el entorno de Cristina también hay preocupación. “Si le tiró al flaco Gioja, prepárense, porque nos puede tirar a cualquiera de nosotros”, dicen. Por eso, Máximo intentaría un acercamiento con la familia De Vido, para limar asperezas.

DEJA UNA RESPUESTA