Los Pittón van por Ateneo y “Legui” por El Quillá

En la previa de la final de la Liga, los jugadores de Colón y Unión se convierten en hinchas para el partido de mañana.

Hay gran expectativa por lo que será el encuentro de mañana por la tarde. Se pone en juego la definición del Torneo de Primera División de la Liga Santafesina. El Quillá y Ateneo están a punto de hacer historia, con la posibilidad de obtener por primera vez el título en el fútbol local.

El clásico de Barrio Sur, también provoca ansiedad en jugadores de Unión y Colón, que tienen muy presente sus inicios en las canchas liguistas y que saben lo que es jugar por amor a la camiseta, con espirítu amateur. Hoy son profesionales, pero disfrutan de ver un partido de nuestra Liga.

Bruno Pittón jugó en Ateneo hasta los 12 años y estudió en el Colegio Inmaculada. Es amigo de la mayoría de los chicos del plantel y en más de una oportunidad estuvo alentando desde la tribuna.

Mauro, el hermano de Bruno, también se inició en el club colegial, en la categoría 94. Compartió equipo con el “Flaco” Conti. Ambos transitaron juntos las inferiores en Ateneo para luego probar suerte en los equipos grandes de Santa Fe.

Nicolás Leguizamón, el delantero sabalero, jugó en El Quillá y se siente muy identificado con el “Tiburón”. Se lo vio varias veces en los partidos del equipo de Roteta, inclusive estuvo en el último encuentro frente a Newell’s como un hincha más.

“Legui” no se olvida del fútbol de nuestros barrios. Hace un año, Paolo Montero no lo tenía en cuenta en Colón y le tocó jugar en la Primera de la Liga. En un clásico, marcó los cuatro goles de la victoria ante Unión en la Tatenguita y a partir de allí lo volvieron a considerar dentro del plantel.

El Quillá- Ateneo nos ofrece un Colón-Unión en las tribunas. Los hermanos Pittón por un lado y Leguizamón por el otro. ¿Quién ganará?

DEJA UNA RESPUESTA