La historia del hijo de un ex Unión que se probó y quedó en Colón

Lo dejaron libre en el Tatengue y ahora jugará con la roja y negra del Sabalero.

Pablo Bezombe fue uno de los jugadores que integró aquel equipo histórico de Unión, que consiguió el ascenso a Primera División, con Carlos Trullet como entrenador.

Jugó tres años con la roja y blanca, desde 1995 a 1998. Después pasó a Racing, donde tuvo un buen torneo y fue vendido a México, al Morelia Monarcas.

El ex volante se inició en Newell’s y antes de llegar a Unión había jugado en Santiago Wanders de Chile. En su larga carrera también vistió la camiseta de Estudiantes de La Plata, Belgrano de Córdoba, Tiro Federal de Rosario y en el año 2010 se retiró en Central Córdoba, el equipo del sur provincial.

 

En 1998, mientras Bezombe jugaba en la “Academia” de Cappa, nació su hijo Luca, que hoy tiene 19 años y que también eligió estar dentro de una cancha de fútbol.

El hijo del ex volante tatengue primero probó suerte en Newell’s y luego llegó a la capital provincial para ver si podía quedar en las inferiores de Unión. En un principio le dijeron que no, pero finalmente le dieron la posibilidad de mostrarse en el club donde jugó su papá.

Pasó un tiempo y para esta nueva temporada desde la institución de la avenida decidieron dejar libre a Luca. El pibe no perdió las esperanzas pensando en su futuro y se fue a probar a Colón. El delantero anduvo bien, lo vieron y gustó.

Luca Bezombe es categoría 98, ya pasó a ser grande para jugar en inferiores. Por este motivo, no debe sorprender si aparece en el plantel de Reserva, que ahora es dirigido por Luciano Calcagno.

Así es la historia del hijo de un ex Unión, que tendrá la gran chance de recibirse de jugador con la camiseta de Colón.