La Columna de Leuco: “Chavismo Narcodictador”

Los alaridos desgarradores en la madrugada de Caracas. El llanto que se mezcla con la denuncia: “se lo llevan a Ledezma, se lo llevan a Ledezma”. Los esbirros de Nicolás Maduro, meten violentamente a Antonio Ledezma en un patrullero y eso, de inmediato, nos dispara el atroz recuerdo de los desaparecidos de la dictadura argentina de Videla y su banda de criminales de lesa humanidad. Aunque usted no lo crea, Ledezma, que todavía tenía puesto su pijama celeste como muestra del salvajismo y la urgencia, no es un temible terrorista. Antonio Ledezma es todavía el alcalde de Caracas.

Es como si aquí detuvieran ilegalmente, entre gallos y medianoche, a Horacio Rodríguez Larreta. Ledezma estaba desde hace más de dos años bajo arresto domiciliario. Su esposa denunció esta mañana en radio Mitre que la narco dictadura capturó a Ledezma porque dijo una verdad gigantesca: “que las elecciones del domingo para elegir la Asamblea Constituyente eran una fantochada y un fraude monumental”.

En otro lugar de la ciudad, los grupos de tareas de los tenebrosos servicios de inteligencia bolivarianos también se llevaron a Leopoldo López. Leopoldo tiene 46 es licenciado en Sociología y Ciencias Económicas en la universidad de Ohio e hizo una maestría en Políticas Públicas en Harvard. Fue dos veces alcalde de Chacao.

Privaron de su libertad a este otro líder opositor que hacía muy poco tiempo había sido beneficiado con la prisión domiciliaria pero con brazalete electrónico. Duró poco esa bocanada de oxígeno.

El régimen chavista se degrada minuto a minuto. Ya tiene más de 500 presos políticos y 120 muertos desde el 1ro de abril. La mayoría con balazos en la cabeza o en el pecho. Son manotazos de ahogado. La inmensa mayoría del pueblo venezolano no soporta tanta opresión, tanta censura, tanto hambre y tanta muerte por las calles.

El espejo de Venezuela nos devuelve una tiple imagen del horror. La del sufrimiento de tanta gente que está presa en su propio país, la de los miles de exiliados que están repartidos por todo el mundo y el pozo negro en el que los argentinos estuvimos a punto de caer.
Ayer lo dijo con todo dolor Mauricio Macri, al que Maduro definió como una sanguijuela neoliberal. Nuestro presidente dijo en Santa Fe que: “ No puedo dejar de pensar lo cerca que estuvimos de ir por ese camino”.

Y tiene razón. Cristina y sus cómplices quisieron llevarnos a ese modelo nefasto y todavía tienen ese objetivo. No pudieron porque hubo una fuerte resistencia de algunos políticos, periodistas y de una parte de los ciudadanos. Fracasaron en instaurar el ladri progresismo chavista y ese es el valor de la derrota electoral de Daniel Scioli. Fue el límite. Un freno a una carrera desenfrenada hacia el reinado del populismo autoritario, jurásico y violento.

Y si alguien tiene dudas lo desafío a que encuentre una sola, repito, una sola declaración de un dirigente cristinista que repudie los crímenes y los presos políticos de Maduro. No dicen una palabra. Frenan en el Parlamento argentino cualquier comunicado que defienda a los sufridos disidentes venezolanos que ya son la inmensa mayoría del país. Le diría que todo lo contrario. Sus referentes más genuinos, los que no quieren disfrazarse de buenos como Cristina, no tienen problemas en elogiar y reivindicar a Maduro y su desastre. Fernando Esteche, Hebe de Bonafini. Luis D’Elía por ejemplo, propuso incluso que Maduro debería ir mas alá y fusilar a los opositores. Así entienden la democracia: balazos contra ideas. Pero aun los que fingen ser “el rostro humano” del cristinismo como Daniel Filmus, eterno candidato y perdedor serial en Capital, dijo que no estaba muy enterado de las informaciones en Venezuela y que no seguía muy de cerca el tema. Un legislador del Parlasur, formado en el internacionalismo proletario del Partido Comunista debería saber que pasa en la Patria Grande. Ayer lo hablamos con Andahasi: esa actitud cobarde, de no opinar, es peor que la que directamente defienden a Maduro. Es menos hipócrita.

Hablo de esa alianza de hierro que fue abonada con algo de ideología revolucionaria pero con mucho dinero cargado de corrupción.
Prestamos de dinero a tasas del 15 % que nos perjudicaron muchísimo. La valija de dólares negros de Antonini Wilson que llegó para la campaña de Cristina. Los negociados de Julio de Vido con el tema petrolero y los barcos que nadie sabe cuántos fueron ni cuanto nos costaron. Y las coimas que hubo que pagar con la maquinaria agrícola.

Es tan grave lo que está pasando en Venezuela que muchas familias de diplomáticos están abandonando el país y varios ya tienen planes de evacuación. Temen que se desate una especie de guerra civil y que las Fuerzas Armadas se fracturen entre los que apoyan y los que combaten a Maduro. Eso podría sembrar de sangre el suelo venezolano. Sería terrible para todos y un verdadero pecado para el Papa Francisco. Hoy lo apunta muy bien Ricardo Roa en su columna. El silencio del Sumo Pontífice es “estruendoso y lastima”. (…) “Ni una frase sobre las bandas parapoliciales que siembran terror. El Papa que habla hasta por los codos no habla. Todo lo contrario, recibió con afecto a Nicolás Maduro en octubre pasado.

Siempre tan ocupado en su lucha por la paz y en contra de todo tipo de violencia, no se entiende porque no le llama la atención y no le exige a Maduro que pare con los asesinatos y que vuelva al sistema democrático. Es triste que la simpatía política de Jorge Bergoglio por los gobiernos populistas lo lleve al extremo de callar frente a los crímenes de lesa humanidad y el terrorismo de estado venezolano. La propia iglesia local, encabezada por monseñor Diego Padrón quien habló con nosotros hace unas semanas, denuncia la fiereza y la crueldad de este gobierno sanguinario.

Ya son muchos los representantes de la cultura que han puesto el grito en el cielo pese a que el Papa calla y otorga. Desde Robert de Niro hasta Salma Hayek pasando por “nuestra” Catherine Fullop. El Puma Rodríguez ayer dijo a través de twitter que: “El silencio del Papa me asombra, y lo hace cómplice de las muertes pasadas y las que vienen del narco régimen, ¡qué te pasa Bergoglio!”, escribió el cantante y resaltó: “El papa más cerca de la izquierda comunista,que de Cristo, hasta cuándo Bergoglio, ¡ya defínete!”. El Puma fue mucho mas alla y escribió: “Que esperar de Roma si Guardó silencio en el holocausto judío, como esperar que hable sobre Venezuela y Cuba, Bergoglio Cristo o demonio? El cantante ser refiere a los asesores cubanos que rodean a Maduro y controlan al ejército. Por eso todavía se sostiene Maduro y por eso todavía se sostiene Raúl Castro, por la ayuda económica chavista. El stalinismo es cruel porque piensa el fin justifica los medios. Es igual que el nazismo pero con mejor prensa entre los presuntos intelectuales de izquierda como Atilio Borón, Diana Conti y tantos otros que formaron la Carta Abierta y el sobre cerrado

Repito la pregunta: ¿alguien conoce una sola declaración, aunque una sola, de estos muchachos que recitan chavismo leninista pero que quieren vivir como burgueses capitalistas? Hablan a través de sus actos y ninguno decidió ir a Cuba o a Venezuela para ayudar a sostener las revoluciones que se caen a pedazos. Son falsos pensadores. Porque en Venezuela y en Cuba está prohibido pensar distinto. O mejor dicho, está prohibido pensar.