La columna de Leuco: “Vergüenza ajena”

Propongo declarar al 26 de julio como el Día Nacional de la Vergüenza Ajena. 95 diputados presentes y 20 ausentes enterraron la honorabilidad de la Cámara de Diputados.

Propongo declarar al 26 de julio como el Día Nacional de la Vergüenza Ajena. El mismo día que se cumplían 65 años de la muerte de Eva Perón, 95 diputados presentes y 20 ausentes enterraron la honorabilidad de la Cámara de Diputados. En los últimos días de Julio (como dice con ironía Rolo Villar), Julio de Vido fue salvado de la expulsión por un entramado de corrupción mafioso y con códigos del hampa que llevó el sentimiento de vergüenza ajena a su máxima expresión.
Las tripas de una mayoría de la población argentina se revolvieron frente a la sonrisa socarrona de Don Julio Corleone mientras se abrazaba con otro canoso de barba blanca, manos sucias y de triste trayectoria: Carlos Kunkel.
Hay un chiste que circula por internet que dice que ayer fue el día del corrupto y se pregunta irónicamente debido a que. Pero creo que es humor negro. Ayer la Argentina pudo ver en vivo y en directo como sus representantes fueron capaces de mentir descaradamente para convertir al recinto en un aguantadero de delincuentes. El principal argumento que utilizaron fue que se rompía el principio de inocencia y que no había condena judicial sobre De Vido. Una falsedad grande como el edificio del Congreso. Ya hubo 13 expulsiones por indignidad moral y nunca hubo una condena judicial previa. ¿O el diputado peronista facho Angel Luque por Catamarca fue condenado previamente? No fue ni citado por la justicia. ¿O la diputada peronista facha Norma Godoy fue condenada previamente? No fue ni citada por la justicia. Y así podría seguir. Fueron expulsados por su inconducta, por indignidad moral. La justicia va por otro lado. Son dos caminos paralelos y como le decía ayer, por eso no se tocan.
Elisa Carrió fue el símbolo de la luchadora por la Republica Honrada. Habló en nombre de muchos y acusó a Don Julio de ser “un infame traidor a la patria”. Fue tan cobarde que abandonó su banca y no se bancó poner la cara y mirar a los ojos a Carrió. Y eso que se llena la boca hablando de su combate a la pobreza y a “los neoliberales de Macri que van a traer más hambre y miseria a la Argentina”. Una cara de piedra que no se le cayó de vergüenza de milagro.
Julio de Vido no solo está acusado de 30 delitos distintos, y procesado en 5 causas judiciales. Es el cajero, el arquitecto de todo el sistema de megacorrupción de estado que los Kirchner instalaron desde que Néstor llegó a la intendencia de Río Gallegos. Son años de saqueo al estado municipal, provincial y nacional. Julio de Vido tiene a todo su estado mayor preso o en camino a la cárcel.
José López no llevó 9 millones de dólares al convento como una donación para Cáritas. Ricardo Jaime, el único que confesó ser un corrupto hecho y derecho, hizo una fortuna en pocos años que le permitió quedarse, entre otros bienes, con un yate de un millón de dólares. Ayer el gobierno se lo entregó a la Prefectura Naval para que utilicen la nave para el combate contra el delito complejo. Recuperaron para el pueblo lo que Jaime había robado. Es pornográfica la embarcación que tiene cuatro dormitorios uno con baño en suite, un radar de última generación, home teathre, hidromasaje y hasta parrilla. Todo indica que fue una coima del grupo Cirigliano quienes fueron cómplices del siniestro ferroviario de estación Once donde murieron 52 personas. Por este tema tan grave, también está procesado Julio de Vido.
Hoy sabemos que Víctor Manzanares, el cerebro contable de los Kirchner, el que puso el gancho en balances dibujados y declaraciones patrimoniales truchas puede salir en libertad gracias a otro juez corrupto y kirchnerista como Eduardo Freiler.
Hoy sabemos que Lázaro Báez desde su calabozo de Ezeiza sigue manejando un millón 600 mil pesos por mes a través de su novia. Y eso que tiene embargado más de 11 mil millones de pesos. Y que por eso está peleado con su ex esposa y con sus hijos.
Los que salvaron a De Vido hundieron a la Argentina en el pestilente pantano de las estafas. Porque es un buen compañero, escribió Ricardo Roa esta mañana. Y tiene razón: entre compañeros no van a andar botoneándose como dicen ellos. Cualquier cosa menos buchones. Pero tampoco la pavada. Cristina y Máximo se borraron. No dijeron una palabra para defender a De Vido. La reina calló para no mancharse con el dinero sucio y el príncipe heredero ni siquiera le dio un abrazo en el recinto a Don Julio. Tuvo miedo que una cámara fotográfica inmortalizara ese instante y alguien lo convirtiera en afiche electoral.
Cristina además teme que algo parecido le pueda pasar si llega a ser condenada y es elegida senadora en octubre. Si le sacaban tarjeta roja a De Vido era como una amarilla para Cristina.
Nunca hay que olvidar que Julio De Vido manejó 200 mil millones de dólares y no se hizo ninguna obra pública que cambiara la historia. Por eso Eduardo Amadeo y la doctora Carrió dicen que es el funcionario más corrupto de la historia. Es que fue comandante del gobierno más corrupto de la historia democrática.
¿Todo esto es un signo de debilidad o de fortaleza del cristinismo? Algunos pecan de optimismo y piensan que son las últimas imágenes del naufragio de los pingüinos. Yo creo que eso es subestimar la capacidad de daño que Cristina tiene y el apoyo electoral que va a recibir en Octubre en Buenos Aires. De Vido dando la vuelta olímpica en Diputados y Cristina senadora son señales de fortaleza frente a la frivolidad de algunos miembros del gobierno que decían que Cristina no se iba a presentar porque Cambiemos ganaba caminando. Hoy están asustados y confundidos. Los únicos que tienen claro que hacer son los ciudadanos que insisten con expresar su bronca en las calles y rodeando tribunales en la Plaza Lavalle, en Talcahuano al 500. Esta autoconvocatoria hoy se viralizó de bronca y será el próximo jueves 3 a las 18 horas con la consigna “Sin justicia no hay República”. No es una movilización partidaria ni del oficialismo. Es un acto ciudadano independiente en defensa de la honestidad y en contra de los ladrones. A título personal, algunos dirigentes políticos deberían sumarse si es que escuchan lo que le pasa a la gente común y dejan de boludear con spots publicitarios que nadie mira y que a nadie convencen.
Ya que lo diputados fueron impotentes con sus votos en el Parlamento, tal vez acompañando la iniciativa ciudadana pueden remediar en algo tanta impotencia y curar algunas heridas. Una reacción democrática, pacífica y masiva de la gente repudiando a los corruptos y respaldando a los jueces y fiscales que van al frente podría ser un camino de catarsis frente a la derrota que paraliza.
Julio de Vido levantó los brazos y los dedos en vé en señal de victoria. Pero quedará en la historia como “El patrón del mal del kirchnerismo”, como el capanga de los subsidios y las coimas. El día de ayer merece pasar inadvertido. Es el día que murió Evita y el día en que muchos representantes del pueblo mataron la esperanza de justicia y enterraron su cuerpo. Fue el día nacional de la Vergüenza Ajena. Quien quiera oir que oiga.