En Escocia cobraron un penal insólito

Ocurrió en la Premier League de Escocia. Nadie entendió lo que cobró el árbitro en el penal para Ross Country contra Celtic.

Aquí en Argentina hubiéramos dicho “se tiró a la pileta”. Don Robertson marcó la pena máxima después de una brillante actuación de Alex Schalk, jugador de Ross Country. No hubo ningún tipo de contacto y el juez compró.

El Celtic, puntero de la liga, ganaba 2 a 1 y por este penal le empataron a tres minutos del final. Se puede ver la desesperada protesta de todos sus jugadores en la decisión del árbitro.