Dos hermanitos quedaron en medio de una balacera

Estaban jugando en la vereda de su casa cuando fueron alcanzados por balas perdidas. Afortunadamente, ambos evolucionan favorablemente de sus heridas de balas.

Se trata de una nena de 12 años que resultó herida en el abdomen y un bebé de un año en el cuello. Ambos se encontraban en la vereda de su casa. Se estima que los niños fueron alcanzados por balas perdidas. Ambos fueron internados en el hospital de Niños Víctor J. Vilela en la ciudad de Rosario.

Fuentes policiales informaron que este martes a las 20.25 habían llegados desde el Policlínico San Martín dos pacientes, una menor de 12 años y otro de apenas 1 años y 9 meses de edad. Los chiquitos son hermanos.

Personal policial entrevistó a la mamá, quien contó que los hijos estaban en la vereda de su casa. Ella estaba en el interior cuando escuchó el paso de una moto y detonaciones de arma de fuego. Salió y encontró a los nenes heridos.

A la menor de 12 años se le diagnosticó una herida de arma de fuego en el abdomen con orificio de entrada y salida y para el bebé, una lesión en el cuello con orificio de entrada sin salida.

Afortunadamente, la niña y el bebé que sufrieron lesiones tras ser heridas por balas perdidas, evolucionan correctamente. La directora del Vilela confirmó que la nena fue operada.

DEJA UNA RESPUESTA