Cerveza artesanal: El rubro tiene nueva reglamentación

La reglamentación define de qué se trata y cuáles son las condiciones que debe reunir el producto y los locales habilitados.

El Concejo Municipal incorporó una modificación a la ordenanza Nº 11.748 sobre el Reglamento de Ordenamiento Urbano (ROU) para agregar la actividad de “elaboración de cerveza artesanal”. La propuesta fue de la concejala Adriana Molina (FPCyS) y se establece qué va dentro de este rubro y cuáles son las condiciones que debe reunir el producto y los locales habilitados.
 
En este sentido, se entenderá por cerveza artesanal a aquellas que reúnan las siguientes condiciones: que no se utilice en su producción aditivos alimentarios; que se encuentre adicionada únicamente con ingredientes naturales; que la elaboración sea de manera manual o semiautomática; que aquella a la que se agregue jugo o extractos de fruta, éstos sean previamente pasteurizados; y que la carbonatación sea de origen natural y/o con gases autorizados en el Código Alimentario Argentino.
Tres tipos de locales
De acuerdo al texto votado por los concejales, dentro de los locales de elaboración de cerveza artesanal se encuentra la siguiente clasificación: elaboración de cerveza artesanal a baja escala: local de hasta 60 m2, incluidos en el artículo 49º del Reglamento de Ordenamiento Urbano.
El segundo de elaboración de cerveza artesanal con o sin Tap Room: local de hasta 1000 m2, anexo a planta de elaboración en el cual se puede consumir las variedades de cerveza, realizar capacitaciones, venta de artículos de promoción comercial de la marca, entre otros puntos.
Y el tercer son los conocidos Brewpub: local de elaboración de cerveza artesanal de hasta 60 m2, más la superficie para local gastronómico, es decir que la fabricación y el expendio se debe realizar en el mismo establecimiento donde además se desarrolla la actividad gastronómica.
 
Marco legal
Según la concejala Adriana Molina lo que se hizo con esta ordenanza es darle un marco legal a una actividad que ya se venía dando en la ciudad. “Se trata de los establecimiento de elaboración de cerveza artesanal y lo que sucedía hasta la fecha es que no estaba tipificado en el Reglamento de Ordenamiento Urbano. Con esto se intenta diferenciar claramente la fabricación industrial de la artesanal; y por otro lado ver las diferentes opciones que se dan en este rubro y de ahí la clasificación de los locales”, fundamentó la edil.
También en esta ordenanza se modifica el cuadro de uso, es decir que se vincula este rubro con los distritos. Esto significa en qué lugares de la ciudad puede haber un establecimiento de elaboración artesanal de estas características.
“En nuestra ciudad existe la tradición cervecera, es uno de sus rasgos más distintivos, con una tradición en producción de cerveza de más de 100 años; en el 2016 se conformó la Cámara de Cerveceros Artesanales de Santa Fe (CCAS) agrupando a más de diez cervecerías conformadas por cerveceros artesanales caseros que formalizaron su actividad como emprendedores locales y, actualmente comercializan sus productos dentro de la ciudad y la zona. Esta actividad promueve una alternativa al producto industrial, por uno de valor agregado y neta producción local”, expresó.
“El colectivo cervecero santafesino – compuesto por personas, instituciones y empresas con gran tradición en nuestra ciudad- decidieron reunirse para trabajar juntos en pos de valores comunes tales como: calidad, tradición, cooperación, competitividad, sostenibilidad y conocimiento entre otros. Lo hicieron también en pos de objetivos comunes: desarrollar su actividad cervecera (hobbista, artesanal o industrial) en forma conjunta, coordinada y sostenible en el tiempo, para crecer y potenciarse económicamente a través de prácticas de colaboración e innovación”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA