Aparecieron nuevas pintadas en el Estadio de Unión

Nuevamente las paredes del 15 de Abril aparecieron con mensajes para los dirigentes tatengues.

Foto: FM Sol

Una pared del Estadio 15 de Abril apareció esta mañana con un nuevo mensaje para los dirigentes. Parece que los autores de las pintadas contra las autoridades de Unión no tienen otra manera de expresar su descontento, siendo que Luis Spahn dijo que “tiene las puertas del club abiertas para expresar algún problema” la última vez que el Estadio sufrió este tipo de vandalismo.

“Renuncien ineptos” es la petición. ¿Renunciar? Los autores o el autor del mensaje no tienen conciencia de lo que están pidiendo. Unión vive un presente futbolístico que no es de los mejores, pero la renuncia de las máximas autoridades no seria la solución. Yo tampoco tengo la respuesta a los problemas del Tate. Pero creo que todos sabemos que estas acciones no ayudan al ambiente tenso que se respira en Unión.

Anoche en el domicilio de Luis Spahn se llevo adelante una reunión para analizar el momento vivido. No sólo porque el club no puede seguir desperdiciando puntos y partidos accesibles, sino que también hay que tener presente que en pocas fechas se vuelve a jugar el clásico. Y esta vez en condición de visitante, más allá que no se viaja fuera de los límites de la ciudad, la hinchada rival siempre es un condimento en contra para el que no es dueño de casa.

Vélez, Patronato y Atlético Rafaela son los partidos que el equipo de Juan Pablo Pumpido tiene antes de volver a verle la cara a Colón, que para colmo aun no perdió en lo que va del campeonato aunque no todas las veces jugó bien.

Lo cierto, y es necesario volverlo a recalcar, las acciones de estos “hinchas” no aportan al momento que se vive en la institución. Es la tercera vez en el año que atacan de esta manera al club. Unión tiene un presidente que más de una vez puso a sus socios primero y, aunque debería ser algo normal, no todas las instituciones corren con esa suerte. “El club es de los socios”, hay varias maneras de hacer llegar una disconformidad, esta no.